Las historias de amor del cementerio Woodlawn que trascienden en el tiempo

Nueva York, 17 feb (EFEUSA).- Prometieron amarse hasta que la muerte los separara, pero las parejas que descansan en el histórico cementerio de Woodlawn de El Bronx, entre ellas la reina de la salsa Celia Cruz y su marido Pedro Knight, demuestran que las mejores historias de amor trascienden hasta los límites de la vida.

Un paseo por varias tumbas del Woodlawn, la última morada de muchos famosos del mundo del arte, la literatura, la política o las finanzas, nos descubre algunas de esas historias, incluso hay quienes se conocieron precisamente aquí, aunque no sea el lugar más romántico para iniciar una relación.

Entre las historias que guarda este camposanto, al norte de El Bronx y rodeado de gigantescos árboles, están las del empresario Isidor Straus y su esposa Ida, dueños de la cadena de grandes almacenes Macy, que inspiró la exitosa película "Titanic".

También la de Celia Cruz y el trompetista de la Sonora Matancera, Pedro Knight, inseparables desde que se conocieron en su natal Cuba, en 1950, tras lo cual él dejó de lado su carrera para apoyar la de ella.

"La de Straus y Cruz son las dos tumbas más visitadas", dijo a Efe Barbara Selesky, portavoz del cementerio, que alberga unos 1.400 majestuosos mausoleos privados, así como esculturas de famosos artistas, entre unas 300.000 tumbas.

El amor de Ida, de 63 años, por Isidor, de 67, le llevó a tomar la decisión de morir junto a él cuando el Titanic se hundía. De acuerdo con supervivientes, Ida estaba en un bote junto a un grupo de mujeres y niños que dejarían el barco pero cedió su espacio a su empleada para morir junto al amor de su vida, en el invierno de 1912.

"No seré separada de mi esposo. Según hemos vivido, así moriremos, juntos", dijo Ida, según ha trascendido.

Tras el naufragio sólo fue hallado el cuerpo de Isidor y frente a su gigantesco mausoleo hay una réplica del Titanic.

El amor entre la "reina de la salsa" y su "cabecita de algodón" es ampliamente conocida y ambos descansan en un mausoleo con ventanas de cristales transparentes para que sus admiradores puedan mirar a su interior porque no siempre está abierto, como ocurrió hoy, señaló el guía durante el recorrido.

Y es que el otro gran amor de Celia era su público. "Ella quería que su tumba estuviera en un sitio accesible" del cementerio, al que se llega en la línea 4 del metro de la ciudad, recordó.

El fascinante recorrido por el Woodlawn lleva hasta la tumba de Alexander Arkipenko (Kiev, 1887-1964 EEUU), uno de los pioneros de la escultura cubista, y la de su esposa Angelica Forster, también escultora, quienes emigraron a Estados Unidos en 1923.

Cuando ella murió a los 65 años en 1957, Arkipenko rindió tributo a su gran amor eligiendo una escultura de su esposa, llamada "Premonición", para adornar la sencilla tumba que ambos comparten y regaló una versión pequeña en cerámica a los amigos que asistieron al funeral.

"A pesar de que él era el más famoso de los dos, eligió mostrar una obra de ella, en un acto de amor y humildad", destacó el guía, Nestor Danyluk, quien recordó que también hay historias tristes, como lo ocurrido al exalcalde de Nueva York Fiorello La Guardia (1882-1947), que también descansa en el Woodlawn, que abrió sus puertas en 1863.

La Guardia encargó precisamente a Archipenko una lápida, en la que está una mujer con los brazos abiertos para recibir a una bebé, en tributo a su esposa e hija, quienes murieron con un mes de diferencia, ella de tuberculosis y la niña de meningitis.

Las historias de todos estos famosos han sido recopiladas por historiadores a base de datos de sus familias y los archivos sobre quienes descansan allí, que están en la Columbia University de Nueva York, de acuerdo con Selesky.

Entre esos famosos figura además Irving Berlin, considerado uno de los más grandes compositores de Estados Unidos, autor de "God Bless America" o "White Christmas", sepultado con su esposa, la novelista Ellin McKay, a cuyo amor se oponía el padre de ella, que intentó separarlos.

La pareja se casó en la década de 1920 y el matrimonio perduró 62 años y descansan juntos en el Woodlawn, un monumento nacional, que cuenta con una escultura, "Tributo al matrimonio" de Patricia Cronin, que conmemora su relación con quien es ahora su esposa, Deborah Kass. EFEUS

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.