¿A quiénes afectará la más reciente restricción inmigratoria del presidente Trump?

Donald Trump, presidente americano

La más reciente medida del presidente Donald Trump contra la inmigración viene a aumentar las restricciones en las visas de trabajo temporal y la inmigración legal a Estados Unidos.

La reciente orden bloquea hasta finales de año una variedad de visas de trabajo como niñeras, ingenieros, y científicos que vienen a trabajar por períodos de tiempo limitados en Estados Unidos.

¿Quiénes serán afectados?

La orden abarca las visas H1B para trabajadores altamente calificados usadas ampliamente por la industria tecnológica de Estados Unidos, las visas L frecuentemente usadas para transferir a empleados extranjeros dentro de la misma empresa, visas J1 para intercambios culturales o laborales, y las visas H2B para trabajadores temporales en industrias no agrícolas.

Los dependientes de aquellos que recibirían las visas, como esposas y menores de edad, también serán afectados. Usualmente reciben visas con posibilidades limitadas de empleo.

¿Quiénes no serán afectados?

La orden no afecta a quienes ya tienen visas válidas o tarjetas de residencia, estén fuera o dentro del país, o aquellos que ya solicitaron residencia permanente o visas temporales desde Estados Unidos.

Otros exemptos de la orden incluyen las esposas o niños de ciudadanos estadounidenses, aquellos que proveen servicios considerados esenciales para el suministro de alimentos de Estados Unidos, o si alguien es considerado de especial interés, según lo determine el Departamento de Estado o el Departamento de Seguridad Nacional.

¿Cuál es la lógica de la

administración para esta orden?

Trump dice que la orden busca proteger empleos estadounidenses en un momento de alto desempleo durante la pandemia del COVID-19.

La orden se produjo dos meses después que el presidente anunciara una suspensión inicial de las tarjetas de residencia, que proveen estatus de residencia legal, argumentando que necesitaba dar pasos para la recuperación de la economía estadounidense.

¿Quién celebró el anuncio?

Mientras las reacciones han sido principalmente negativas en el Congreso, el senador republicano de Texas, Ted Cruz, se refirió a la orden como “importante” y dijo en un comunicado : ”debemos enfocarnos en preservar las vidas y empleos estadounidenses. Por eso le pido al presidente de Estados Unidos que continúe frenando la inmigración legal durante estas crisis duales”.

NumbersUSA, un grupo que promueve políticas inmigratorias restrictivas, llamó la decisión “sin precedentes” y dijo que “aplaudía” la decisión del presidente para temporalmente frenar la entrada de ciertos inmigrantes y empleados temporales.

“Para los más de 45 millones de estadounidenses que han perdido sus empleos en esta pandemia, esta orden ejecutiva representa una oportunidad real para recuperar sus empleos y un sueldo que les permita vivir. Igual de importante, representa una oportunidad para los empleadores estadounidenses para ampliar sus esfuerzos de reclutamiento hacia comunidades desplazadas y demostrar que los estadounidenses harán esos trabajos”, dijo NumbersUSA en un comunicado.

La orden de inmigración ha desatado oposición bipartidista en ambas cámaras del Congreso. El senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, usualmente un vigoroso defensor de Trump, tuiteó que “la inmigración legal es positiva para la economía estadounidense” y que la orden tendrá “un efecto escalofriante en nuestra recuperación económica”.

En una declaración con un colega, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler, un demócrata de Nueva York, acusó al presidente de “distraer al público estadounidense de su abyecto fracaso para combatir el COVID-19”. Un fuerte coro de oposición ha surgido también de organizaciones que promueven los derechos de los inmigrantes y otros grupos de cabildeo.

¿Qué está diciendo la

comunidad empresarial?

El jefe de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Tom Donohue, dice que restringir la inmigración obstaculizará al país económicamente.

“Los cambios restrictivos al Sistema de inmigración de nuestro país, empujarán la inversión y la actividad económica al extranjero, disminuirán el ritmo de crecimiento, y reducirán la creación de empleos”, dijo Donohue.

La compañías tecnológicas también hablaron en fuerte oposición.

“Esta proclama socava el más grande activo económico de Estados Unidos: su diversidad. Gente de todo el mundo viene aquí para unirse a nuestra fuerza laboral, a pagar impuestos, a contribuir a nuestra competitividad global”, dijo en Twitter, un portavoz de la industria tecnológica.

El presidente de Google, Sundar Pichai, dijo que la inmigración beneficia a Google, pero también a la economía de Estados Unidos de una forma más amplia.

“La inmigración ha contribuido inmensamente a el éxito económico de Estados Unidos, haciéndolo un líder mundial en tecnología, y a Google en lo que es hoy”, escribió Pichai, agregando que está “decepcionado” por la orden ejecutiva pero que “continuaremos solidarizándonos con los inmigrantes y trabajaremos para ampliar las oportunidades para todos”.

¿Cuál es el análisis de los investigadores y expertos legales sobre el resultado de esta orden ejecutiva presidencial?

Alex Nowrasteh, director de estudios sobre inmigración del Centro Cato, dijo que reducir la inmigración bajo la actual crisis sanitaria “exacerbará” la destrucción económica del COVID-19 y retrasará una eventual recuperación.

“Durante la pandemia, trabajadores con visas H-1B y otros inmigrantes con alto nivel de entrenamiento que trabajan en Tecnologías de la Información han hecho posible que muchos millones de estadounidenses preservaran sus empleos al trabajar remotamente. Cerrar este flujo de trabajadores altamente capacitados cuando más los necesitamos solo afectará a gente trabajadora que tratan de sobrevivir en las sombras de esta devastadora pandemia#, escribió Nowrasteh.

El analista argumentó que si la administración Trump quisiera crear un sistema de inmigración basado en los méritos que priorizara a inmigrantes educados con conocimientos, una suspensión del programa de visas H-1B no promueve la “inmigración basada en mérito”.

Como resultado de estas nuevas restricciones, el Instituto para Políticas de Migración, estima que unos 167.000 trabajadores quedarán fuera de Estados Unidos.

Rosanna Berardi, una abogada de inmigración de Buffalo, Nueva York, que tiene muchos clientes de la categoría de visas H-1B, dijo que aunque hay una amplia variedad de excepciones, especialmente con trabajadores de la salud, la declaración no producirá exactamente lo que ofrece.

“El estadounidense promedio podría pensar que el presidente Trump está salvando empleos para los estadounidenses, pero eso no es realmente exacto… Si estas fuera de cualquiera de esas categorías, aún puedes venir a Estados Unidos. Y eso es mucha gente. Las categorías de visas de inmigración van desde la letra A hasta la letra U. Estas son tres de esas más de 20 categorías”, agregó.

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.