BAKERSFIELD, CA – El pasado 6 de agosto, un juez federal en la ciudad de San Francisco emitió una orden dando alivio extremo a reos del Centro de Detención Mesa Verde, que es administrada por la corporación GEO.  La orden emitida por el juez indica que los reos deben de tener pruebas semanales del COVID-19, no se admitan nuevos prisioneros, y que uno de los dormitorios se utilice para mantener a los reos que han contraído el virus, a raíz del reciente brote de este virus que ha mandado a cuatro personas al hospital e infectado a varios otros.

   De acuerdo a la contabilidad que difunde ICE en su página web, en ese centro se registran actualmente 13 positivos. No obstante, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) señala que hasta este sábado pasado hay 54 casos de coronavirus entre un total de 104 detenidos.

   “Hemos pedido que se hagan las pruebas por escrito” dijo Jeannie Parent, coordinadora de Kern Welcoming and Extending Solidarity to Immigrants. “Hemos escrito a ICE, al alcaide y al Departamento de Salubridad del Condado de Kern, solo para encontrar más tarde que se habían negado a hacer las pruebas porque tenían miedo de que resultaran positivos y de no tener un lugar donde ponerlos”.

    En su orden, el juez del Tribunal Federal de Distrito, Vince Chhabria, afirmó que “la evidencia documentada demuestra que los acusados han evitado las pruebas generalizadas de su personal y reos en la facilidad, no por la falta de pruebas, pero por el miedo de que resultados positivos les requerirían a implementar medidas de seguridad que ellos aparentemente no sentían que valdrían la pena”.

     Durante la imposición de su orden, el juez Chhabria dijo “estoy ordenando que esto se haga inmediatamente, y que nadie deje de trabajar hasta que la tarea se complete”, dirigiéndose a los abogados de ICE y de GEO.  La defensora pública adjunta, Emi McLean, de la Oficina del Defensor Público de San Francisco, quien representa a los reos the esta facilidad en la Corte de Inmigración en San Francisco dijo que la “indiferencia deliberada” de ICE y GEO crearon este problema, el cual pudo evitarse.

     Esta orden fue el producto de una demanda colectiva entre la Oficina del Defensor Público, la Fundación ACLU del Norte y Sur de California, el Comité de Abogados de Derechos Cívicos del Area de San Francisco, y los bufetes Lakin & Willie y Cooley law.  La demanda buscaba que la seguridad de que la facilidad estaba tomando las medidas adecuadas para asegurar el bienestar de las personas detenidas. Mientras progresaba el proceso legal, ICE insistió en solamente probar a las personas que demostraban síntomas de la posible infección y reportó que no había ninguno.

     Pero para mediados del mes de junio, los abogados de ICE y GEO reportaron que un carcelero fue a obtener una prueba afuera de las horas de trabajo y resultó haber sido contagiado con el virus, eventualmente los siguiente 14 casos sucedieron de la misma manera.

CORREOS ELECTRONICOS INCRIMINAN A ICE Y GEO

 

      Como evidencia de que ambos, ICE y GEO estaban de acuerdo en no proceder con las pruebas necesarias para predecir el contagio en la facilidad de Mesa Verde, se encontraron varios correos electrónicos entre ambas entidades donde ambos rechazaron el plan de probar a la población debido a que ellos no podían aislar adecuadamente a los reos que salieran positivos.

      En uno de los correos, con fecha del pasado 21 de mayo del año en curso, el director asistente de la oficina satélite, Alexander Pham escribió que el equipo administrativo de San Francisco decidió que dado a las limitaciones que las guías de IHSC pondrían en los recursos de vivienda, se limitarían las pruebas lo más posible.

     Una vez que los cuarteles generales de ICE seleccionaran a Mesa Verde como una de las cuatro instituciones a proceder a implementar las pruebas universales; la oficina de San Francisco se opuso, con su director en jefe, David Jennings expresando su preocupación de ser un lugar de prueba y diciendo que no tenían lugar en donde poner a la persona que se reusara, saliera positivo, etc.

      En otro correo electrónico, se encontró que ICE se reusó a hacer la prueba al personal de Mesa Verde dado al miedo de que pruebas positivas los forzaran a cambian la manera en la que ellos detenían a inmigrantes.  En su respuesta al Director de Oficina Satélite, el alcaide de Mesa Verde, Nathan Allen, escribió que el director mencionó que el no preferiría que el personal tomase la prueba, ya que pudiesen impactar las funciones del ERO, ya que una persona siendo positiva requeriría protocolos de pruebas para reos y dormitorios especiales.

    Esta correspondencia demuestra la falta de interés y de humanidad de ICE y de GEO, donde ICE puso al personal y a sus reos en alto riesgo del brote que ahora esta agarrando a Mesa Verde. Aún así, ICE continua a demostrar la falla de actuar para prevenir una crisis del COVID-19, la cual tendrá devastadoras consecuencias a los reos y su personal, especialmente cuando esta crisis pudo ser prevenida.

    

ABOGADOS TRATAN DE QUE EL ESTADO NO SIGUIERA TRANSFIRIENDO REOS

 

    “Hemos pedido al gobernador del estado de California que no transfiriera más reos de las instituciones estatales a ICE” dijo Susan Beaty, abogada con el Centro Legal de la Raza, en Oakland, California. “Pero los transfieren directamente a los dormitorios”.

     Beaty dijo que el gobernador se reusó a detener las transferencias y procedieron a hacerlos sin tener cuidado de que personas infectadas pudieran estar entrando a la facilidad y aumentando el número de casos positivos en Mesa Verde.

 

FALTA DE HIGIENE Y NUTRICION PROPAGA EL CONTAGIO DEL COVID-19

    

      Dos problemas muy grandes han ayudado a la propagación del coronavirus en las instalaciones de Mesa Verde, estas son la falta de una buena nutrición y la falta de higiene en los baños y dormitorios, causando que la suciedad y desperdicio propague el virus.

      “Los guardias no les dan los productos de limpieza apropiados” dijo Parent a El Popular.  Agregando que les dan productos diluidos con agua. Al mismo tiempo, Susan Beaty, abogada del Centro Legal de la Raza en Oakland, California, dijo que hay más de 50 personas en un dormitorio que esta hecho un asco; agregando que los guardias les dan toallas viejas y productos diluidos, “Muchos de los reos nos llaman constantemente diciendo “Yo no quiero morirme aquí, no están haciendo nada para protegernos”. Según la política de GEO, los reos deben de mantener sus dormitorios limpios y les pagan $1 al día por este trabajo, los reos se pusieron en huelga y GEO no hizo nada para limpiar las facilidades, así que los mismos reos tuvieron que dejar la huelga para limpiar sus baños, que, aunque habían sido limpiados, todavía tenían un desagradable olor a excremento y orina.

    Beaty dijo que, según la política de GEO, la limpieza de los dormitorios son la responsabilidad de los reos. Es más, durante una sesión judicial, un abogado de GEO dijo “No tenemos porteros, es el trabajo de los reos de mantener su dormitorio limpio”.

    Entre varios avisos que fueron mandados a la Procuraduría General de Justicia del Estado de California, Beaty dijo que pidieron al procurador general, Xavier Becerra, que mandara a inspectores a inspeccionar las condiciones de vida de Mesa Verde; el cual tiene la misma autoridad que la de una casa de convalecencia, pero el estado no ha hecho nada.

     Se han mandado varias peticiones al Departamento de Salubridad del Condado de Kern, pero al mismo tiempo, no han ido a inspeccionar las instalaciones.

     Muchos de los reos dicen que la comida que sirven da asco y que no es nutritiva, han encontrado muestras de alimentos podridos y que carecen de frutas y verduras.

LA FALTA DE ATENCIÓN MÉDICA

     Otro problema mucho que aparentemente ha mandado a varios reos a ser hospitalizados, es la falta adecuada de cuidado médico en las instalaciones de Mesa Verde.  Pacientes piden ver al doctor, muchas veces tienen que esperar de 2 a 3 horas para poderlo ver.

      Un reo que padece de COVID-19 pidió ver al doctor, hora tras hora tras hora, finalmente cuando pudo verlo, ya estaba de tal deterioro que el médico no tuvo más que hacer que mandarlo a la sala de emergencias.

       Este es un desprecio total por el cuidado de la salud de los reos de esta institución. ¡Nadie!, vuelvo a decirlo, ¡Nadie! Debe de sufrir de esta manera, y por eso los reos tienen miedo de morir encarcelados y de nunca poder ver o vivir con sus familias.

      La atención médica debería ser parte del paquete básico cuando uno esta encarcelado, es más, en el centro de detención del condado de Kern, cuando un reo este enfermo se lo llevan a la enfermería donde una enfermera del Hospital Kern Medical esta disponible las 24 horas del día, siete días a la semana, y si es necesario se transfiere al hospital para su pronta atención.  ¿Por qué ICE no puede hacer lo mismo?

       La respuesta es simple, dinero que no sea gastado es dinero que se va al bolsillo de los administradores de GEO.

PRISIONES PRIVADAS APOYAN A TRUMP

 

     Ahora que estamos a menos de 100 días de las elecciones primarias este noviembre, las corporaciones de prisiones privadas se están preparando para apoyar al presidente Donald Trump para su reelección, pero si esto no pasa, se preparan al igual si es que Biden resulta ser el nuevo magnate americano.

     Por eso, GEO ha estado donando millones de dólares a la campaña del presidente Donald Trump y al Partido Republicano, en el cual una de las dos compañías, CoreCivic y GEO, cree que conducirá a un repunte del precio de sus acciones.

    Ya que el precio de sus acciones esta relacionado con la política americana en una era donde la presente administración ha detenido a cientos de miles de inmigrantes y buscadores de asilo en sus facilidades. Las dos compañías han recolectado un total de $1.3 billones al año con sus contratos con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos. Siendo este el 30 por ciento de sus ganancias.

     El nuevo candidato la presidencia, Joe Biden, se ha cometido a terminar con las prisiones con fines de lucro siendo utilizadas para la detención de inmigrantes, después de haber recibido presión de parte del senador Bernie Sanders y sus seguidores, que argumentan que las prisiones con fines de lucro están atadas a la injusticia racial y políticas que puedan extender el encarcelamiento de personas. Recientemente, ambos, CoreCivic y GEO, se han comprometido a largos contratos con ICE, administrando varios centros de detención migratorio en Texas y California.

      George Zoley, cofundador y CEO de GEO Group, ha dado $514,800 a los republicanos, mientras que solamente $10,000 a los demócratas. En una encuesta hecha por el grupo Center for Resposive Politics, la gente y grupos asociados con GEO, han contribuido un poco más de $1.7 millones, con la mayoría yiendo a los republicanos.

     El vocero del grupo GEO, Pablo Paez, dijo que cualquier contribución política debe de construirse como una aprobación para todas las políticas o posiciones adoptadas por cualquier candidato individual. “Los servicios provistos ahora, no son diferentes a los servicios de alta calidad y profesionalismo que proveímos hace ocho años durante la administración de presidente Obama.

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.