El Departamento de Salud ahora puede confiscar equipos de vendedores ambulantes de comida sin licencia

En cualquier día, principalmente por las tardes, los vendedores de tacos se pueden ver estableciendo frente a casas, lotes esquineros y otros sitios, principalmente en el lado este de la ciudad o en las comunidades circundantes donde residen una gran población de residentes latinos.  El término "tacos callejeros" se deriva de los vendedores de ciudades latinoamericanas que venden su comida de carros ambulantes en las calles.

Este pasado martes, la Junta de Supervisores del Condado de Kern aprobó una ordenanza que permitiría a los funcionarios del condado confiscar el equipo utilizado por los vendedores de alimentos sin licencia.

Alex Ruiz, cuya familia opera cuatro restaurantes La Mina y otros tres restaurantes en el condado de Kern, unió fuerzas con casi dos docenas de dueños de otros restaurantes, un vendedor de helados, La Rosa Ice Cream Bars, y el Departamento de Salud Pública del Condado de Kern para ayudar a redactar una nueva ordenanza que se pondría difícil con los vendedores de alimentos y los operadores de camiones de alimentos que no han recibido permisos de salud del departamento de salud del condado.

Durante la reunión de la junta de supervisores el pasado martes, el Director de Salud Pública Matt Constantine habló sobre el riesgo para la salud pública derivado de la venta de alimentos no permitidos. Constantine también estresó que el departamento proporcionará esfuerzos de divulgación a los proveedores sin licencia para ayudarles a obtener los permisos adecuados para operar dentro de la ley.

Alex Ruiz estuvo presente en la reunión del martes, representando a la Asociación de Restaurantes Mexicanos del Condado de Kern. Ruiz dijo que el grupo tiene 20 miembros y una fuerza combinada de 30 restaurantes en el condado de Kern.

Durante el período de comentarios públicos Ruiz expresó su frustración por los vendedores no permitidos que operaban fuera de las reglas y establecían donde quisieran. "Tengo un amigo en Sylmar que vive en una casa de un millón de dólares y dijo que un vendedor de tacos fue establecido en una casa vecina y uno en el otro lado. No quiero salir de mi casa al olor de carne asada todos los días, prefiero esperar hasta llegar al trabajo". declaró Ruiz.

Norma Díaz, propietaria de la segunda generación de la peletería La Rosa también habló durante la reunión sobre la preocupación entre los propietarios de negocios con respecto a las condiciones inseguras que los vendedores ambulantes sin licencia traen a la ciudad. “Mi interés es la seguridad del consumidor y la calidad de vida en nuestra cuidad”, dijo Díaz.

Las nuevas reglas, que permitirán a los funcionarios del condado confiscar los equipos que utilizan los vendedores ilegales de alimentos, están destinadas a reprimir lo que el Departamento de Salud Pública del Condado de Kern dice que es una proliferación de alimentos inseguros que se difunden en todo el condado.

El departamento dijo que recibió numerosas quejas cada semana tanto de los vendedores de alimentos permitidos como del público en general con respecto a los vendedores ilegales de alimentos que aparecen en las esquinas de las calles o al lado de las carreteras

"A menudo se encuentra que estos proveedores operan en condiciones insalubres e inseguras", escribió el condado en una carta a los supervisores.

Los vendedores se encuentran a menudo sosteniendo alimentos a temperaturas inseguras, lo que permite que las bacterias crezcan, dijo el Departamento de Salud, y carecen de instalaciones de lavado de manos.

En dos ocasiones anteriores, en 2018 y más recientemente en junio de 2019, un gran jurado ha solicitado al condado desarrollar una ordenanza que permitiría a los funcionarios confiscar equipos.  

La nueva ordenanza, aprobada por la junta en un voto 4-0, el supervisor Scrivner estaba ausente, autoriza al Departamento de Salud a confiscar e incautar equipo después de que un vendedor haya recibido dos avisos en los últimos dos años.

El equipo sólo puede ser devuelto si el proveedor cumple con ciertas condiciones, incluyendo el pago de cuotas de incautación, la obtención de un permiso y el pago de las multas requeridas. Las multas por la primera ofensa son de $250, la segunda es de $500 y las siguientes ofensas son de $1,000.

Según Constantine, si no se cumplen estas condiciones, el equipo será destruido. Se alienta a los proveedores interesados en obtener permisos para vender alimentos de lugares móviles como carros o camiones de comida a que se comunicen con el Departamento de Salud Pública del Condado de Kern al 661-321-3000 o visite https://kernpublichealth.com/catering-trucks-trailers-carts/.

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.