Se dice que las acciones hablan más qué la palabra misma, y en esta realidad, las acciones de cientos de miles de personas a través de los Estados Unidos han formado una sola voz en solidaridad sobre los actos qué un oficial de la ley cometió él pasado 25 de mayo.

   Él oficial, Derek Chauvin, un veterano de 18 años con él Departamento de Policía de Minneapolis, fue filmado por un ciudadano con su rodilla presionando él cuello de George Floyd. Ocho minutos y cuarenta y seis minutos, es el tiempo qué Chauvin tuvo su rodilla en él cuello de Floyd, qué murió asfixiado por él oficial. Otros tres oficiales vieron él acontecimiento, y no hicieron nada.

   Este video fue inicialmente puesto en las redes sociales y se virilizó de inmediato, causando terror, furia, ansiedad, frustración a través del estado, la nación y él mundo. De inmediato, cientos de miles de personas se levantaron en protesta, y otros en armas demandando justicia por Floyd y la contabilidad de Chauvin.

   Aquí en Bakersfield, las manifestaciones empezaron él viernes por la noche con aproximadamente 600 personas demostrando sus pancartas qué decían: “¿Seré yo él siguiente?”, no puedo respirar, la vida negra importa, no justicia no paz, policías son asesinos, y muchos otros más. Él viernes, y sábado se vieron actos de violencia entre los rangos de los manifestantes, especialmente cuando un hombre utilizó su vehículo a toda velocidad para pasar por el medio de la congregación de manifestantes, una joven de 15 años resultó herida. Otros, vandalizaron él memorial a los oficiales caídos, lanzaron botellas de agua a los oficiales y descargaron cohetes enfrente de la gente y oficiales. En su totalidad, unas 20 personas fueron arrestadas durante estos dos días, incluyendo dos adolescentes.

      A pesar de los malos elementos, las manifestaciones han sido pacíficas, los daños a negocios han sido mínimos comparados con los daños en Minneapolis y en Los Angeles donde toques de queda han sido emitidos por los alcaldes de estas ciudades. Cada día, los manifestantes han hecho él llamado a las autoridades para qué se abra él diálogo y piden cambios, cambios en él adiestramiento de oficiales, cambios en los departamentos haciendo a los oficiales contables por sus acciones, muchos pidieron exámenes psicológicos antes de ser aceptados y especialmente a aquellos qué tienen experiencia paramilitar.

    

ABRIENDO ÉL DIÁLOGO

 

    A pesar de qué todavía hay personas manifestándose localmente y a nivel nacional, y qué la mayoría de ellos desean él diálogo, varios dignatarios han tomado por hacer juntas comunitarias, especialmente al utilizar la plataforma ZOOM, donde se han abierto diálogos entre las autoridades y la comunidad.

   Aun así, estamos a principios, pininos. La gente demanda justicia de las autoridades y demanda qué se hagan cambios a las pautas de entrenamiento policiacas. Tal fue él caso él pasado martes, 2 de junio, cuando a nivel local se hizo una junta comunitaria con él jefe de policía, Greg Terry, su subjefe, Joe Muller y varios líderes y miembros de la comunidad.

    “Estamos tratando pacíficamente, yo soy él nuevo jefe de policía de esté departamento” comentó Greg Terry, jefe del Departamento de Policía de Bakersfield. “Tenemos a maravillosos hombres y mujeres qué son parte de esté departamento, tenemos problemas, sí los tenemos, somos seres humanos, ¿podemos mejorar? Sí y tengo un sentido muy fuerte sobre la policía orientada a la comunidad y al mismo tiempo tengo planes de empezar y mejorar los programas que él jefe Martin empezó en los últimos tres años”, agregó el jefe Terry.   

      Además, él jefe Terry agregó que, aunque existen personas que no desean más qué causar problemas, la mayoría del trabajo de ellos es él servicio a la comunidad, y eso es lo qué desea hacer en su departamento. En sus comentarios, él jefe Terry indicó que los hombres y mujeres qué manejan esas patrullas deben de estar más conectados a la comunidad y para dialogar y resolver los problemas qué se enfrenta nuestra comunidad. Terry prometió qué se mantendría en contacto con la comunidad y qué vamos a oír más de él.

    

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA CAMBIAR?

 

    Está es la pregunta qué miles de personas han hecho no solamente desde él pasado 25 de mayo, si no desde hace varias décadas cuando existía la esclavitud, él supremasismo blanco y peor la guerra entre las razas, la cual todavía estamos combatiendo. ¿Qué podemos hacer para cambiar? ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestro nivel de vida? Para proteger a los nuestros y a nuestra comunidad.

    “La razón de que los cambios no se han hecho es porque están escritos en él manual de entrenamiento policiaco” comentó Patrick Jackson, miembro de la comunidad y panelista de la junta comunitaria por medio de ZOOM. “Es cómo si en nuestras casas dejamos que nuestros hijos hicieran algo mal y no los castigamos, y cada día hacen lo mismo  se vuelven criminales, oficiales se esconden detrás de los derechos del oficial, detrás del sindicato y detrás de la pared y si se pueden esconder detrás de esta pared es cuando debemos hacer los cambios necesarios para que ya no puedan hacer esto, pero hasta que se obtenga una política de tolerancia cero, él cambio no va a suceder”, agregó Jackson durante la junta.

     En esta junta comunitaria, muchos comentarios surgieron sobre los candidatos y oficiales con experiencia paramilitar, diciendo que estas personas están militarizadas y que para ellos salir a las calles es cómo si fuesen mandados a una misión. Él subjefe del departamento, Joe Mullen, indicó qué se necesitaría un adiestramiento diverso, un adiestramiento psicológico, ciertas pólizas tendrían que ponerse en efecto que requieran tener ciertas formas de ser, supervisión y contabilidad en el departamento, a lo mismo qué otros exámenes, tal cómo el polígrafo, que se pueden utilizar para obtener mayor información de un candidato.

      Es más, durante la conversación, el tema qué más se habló es él tema de contabilidad y transparencia. Muchos sugirieron que se creará un cuerpo de supervisión constituido por miembros de la comunidad donde toman la información de los paros de tránsito, y otros eventos del departamento y los formulan con información demográfica, que muestre la raza de la persona y él porque fueron detenidos y si hubo causa para hacerlo. Se sugirió que un reporte fuese publicado en la comunidad con él fin de hacer al oficial y al departamento, responsables por sus acciones.

        Sin embargo, él cambio ya ha empezado, durante él quinto día de manifestaciones dos cosas sucedieron en las calles de Bakersfield qué asombraron a muchos. Primero, la alcaldesa, Karen Goh, salió de palacio municipal para dialogar con miembros de “Black Lives Matter”, segundo, oficiales tales cómo él oficial D. Youngblood y él sargento K. Paulk, se reunieron en oración con uno de los grupos. ¡Esté es uno de los cambió más importantes!

       Años atrás, él departamento tenía un programa de policía orientada a la comunidad llamado Policía Orientada a la Comunidad y Resolución de Problemas (COPPS siglas en inglés) donde oficiales se comunicaban con miembros de la comunidad, muchos de los programas qué surgieron de esté programa fueron tales cómo Navidad en abril, y él Centro Juvenil Policiaco (PAL siglas en inglés). Esté es uno de los programas de más éxito en nuestra comunidad y debe de volverse a usar.

      No solamente la policía debe de cambiar, nosotros también debemos de ver cómo somos y debemos de respetar y proteger al prójimo tal y cómo lo hacemos con nuestras familias. Porque en realidad, no solamente las vidas negras importan. ¡TODAS LAS VIDAS SON IMPORTANTES!

       

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.